El amor y la vida ganan la partida…siempre.

Voy en el tren, hacia Barcelona, estremecida por el silencio, las caras consternadas de dolor y tristeza, de incertidumbre y asombro. Yo me siento igual. Incapaz de  calcular cuánto dolor puede causar el dolor y el odio de unos pocos. Ayer, el 17/08/2017 tuvo lugar un atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona. Puedo comprender la rabia, e incluso,  la agresividad, aunque no la justifico. Pero la violencia no la tolero. Seguir leyendo

Anuncios