Amar hasta que duela

Hace un año que decidiste transitar la mitad invisible del existir.

Y a veces te siento jugando entre las sombras,

como siempre lo hiciste: jugando a ganar.

Tozuda e incansable te perseguí

y desesperé para alcanzarte.

Agotada,

me detuve y me di cuenta entonces

que en el reposo te encontraba.

Gracias,

por el Amor compartido.

Por desvelar las verdades escondidas.

Por la belleza en tu mirada.

Gracias,

por el achuchón que aún me acuna.

Gracias.

Siempre supimos que lo nuestro iba a ser

“Amar hasta que duela”

y dolió

y permaneció el Amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s