El don de la ubicuidad

No poseo el don de la ubicuidad. El poder de estar en más de un sitio a la vez, de estar en todas partes, don a menudo atribuido a Dios. Lo he intentado pero no lo consigo, no hablo de  ser una diosa, lo que me da mucha pereza, pero sí de tener ese don, categoría, característica, … como prefieras llamarlo, de estar en todo lugar y en todo momento en un único instante.  Hay personas que parecen lograrlo. Están comiendo unas bravas, en Instagram, en Facebook, tuiteando y besando al compañero o compañera. Yo no lo consigo. Llevo un par de semanas cargada de trabajo y han bajado radicalmente mis “compartires” en las redes y no puedo evitar sentir un halo de frustración. No doy pá más, que le vamos a hacer.

Ahora estoy escribiendo y me encuentro delante de la pantalla del ordenador. Puedo leer y escribir a la vez, y decir a alguien de mi entorno algo no demasiado complejo, pero hasta ahí. Y desde ahí vuelvo a la frustración.  Llevo unos días poniendo consciencia a esta frustración relacionada con la ubicuidad y lo tecnológico. En este sentirpensando me han aparecido las siguientes preguntas ¿Cómo se relacionan ubicuidad  e intimidad? ¿Dónde pongo la línea del respeto hacia mí misma y el otro en este compartir constante? Me pregunto también si… ¿La “amistad” virtual es condición suficiente para escribir en muros ajenos –pensando en cómo se sienten algunos cuando garabatean las paredes de su casa un extraño-? ¿Cómo se relaciona esto con el ser que se es y la creatividad?  Las nuevas tecnologías generan un cierto sentimiento de poder divino, en cuanto a ubicuidad se refiere, que hay que aprender a manejar.

Ubicuidad, por tanto, hace referencia al “donde” así como también a la “presencia”, al quién, que puedo ser yo misma. Hoy plantea preguntas sobre nuestro yo físico y nuestro alter ego virtual. ¿Quién soy yo y dónde me encuentro?

Podría resultar obvio contestar esta pregunta pero os invito a no quedarnos con esa respuesta. ¿Soy la misma aquí, en lo virtual, que en presencia física? ¿Cómo se relaciona con la autenticidad? A veces se cuelgan en las redes aspectos de uno que nadie vería si no fuese de mucha confianza. ¿Qué pretendemos con ello? ¿Humanizar nuestra versión virtual?  ¿Dónde nos hallamos cuando nos nombramos? ¿Estamos en la playa? ¿Delante del ordenador? ¿Estamos en la pantalla de quien nos mira? ¿Estamos en la pantalla aunque nadie nos mire? ¿Publicamos en las redes por publicar y compartir o para qué alguien se dé cuenta de nuestra existencia? ¿Existir es mostrarse en estos tiempos? A veces no puedo evitar pensar en mercancía. Somos mercancía que nos ponemos a la venta. ¿Te imaginas un tomate haciéndose una foto y poniéndose en un cesto para ser comprado y consumido? A veces mi vida me parece así de delirante. Aunque solo a veces…

Ahora ya no hacemos la foto para recordar un momento, hacemos la foto para compartirla con el mundo. La cosa tiene su miga. Se nos empieza a valorar la experiencia profesional en función de los aparadores que tengamos publicados. Yo que sigo despistada en estos temas lo llevo claro. Y voy a marchas forzadas para vivirme en coherencia dentro y fuera. Y no puedo evitar preguntarme ¿Soy en cuanto soy? O ¿Soy en función de los amigos de Facebook, seguidores en twiter, Instagram, Linkedin….? La eterna cuestión de ser o tener. Cuestegg-1268240_960_720ión que abordó maravillosamente Erich Fromm y que paso link
de video
, seis minutos maravillosos. Si partimos de estas dos orientaciones, al ser o al tener, ¿dónde te encuentras? ¿Eres porque
eres? O ¿Eres por los seguidores que tienes? Mi frustración, he descubierto con Fromm, es porque en las redes soy. El ser es el que me lleva a compartir, me centro en esta experiencia, busco el diálogo, la conversación, me alegra ver lo que otros han descubierto y comparten conmigo –con todos-, en la   generosidad  que eso conlleva, … y cuando no llego a todo, porque todo va muy rápido, siento esa frustración. Todos queremos likes, y respuestas, y amigos, y seguidores… ¿Pero por qué haces lo que haces? ¿Para lograr que te sigan o para compartir desde la experiencia sentida? Si respondes sí a la primera parte de esta última pregunta estas orientado al tener, si es a la segunda, al ser. Nada es bueno o malo en sí mismo, no se trata de juzgarse, sino de conocerse.

En mi época adolescente había una serie que seguía, me encanta el baile, que se llamaba Fame. Esta serie tenía una frase célebre que era imposible no grabarse a fuego: “Buscáis la fama, pero la fama cuesta y aquí es donde vais a empezar a pagar. Con sudor.” ¿Cuál es nuestro precio por estar permanentemente conectados? ¿Tal vez la desconexión con uno mismo?

Hablé de la relación de la ubicuidad con el ser y la creatividad. Con el ser lo contesté, me falta la creatividad. A grandes rasgos digo que para mí la creatividad es una actitud y un proceso. Todos somos creativos aunque no creadores, no todos somos capaces de llevar a la acción, de actualizar, aquello que somos en potencia.  Algún día hablaré de ello. Por ahora decir que para ser hay que poner en marcha la capacidad de pensar diferente, de sentirse sin miedo, de buscar el propio camino genuino, no es fácil, la fama cuesta y se suda… pero al final de ese proceso, de ese camino, estás tú. Y lo mejor de ello es que es así a cada instante porque el ser es en presente. Caminante no hay camino se hace camino al andar... gran Machado, siempre adecuado. Si decides el camino de la ubicuidad no te olvides de ti, suda, pero crea la manera de estar siempre presente, en todas partes, siendo quien eres. Algunos buenos asesores en marca personal lo explican muy bien.

Yo sigo aquí. No puedo ser más que quién soy. Y tú, ¿dónde te encuentras en este momento?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s