Bondad, maldad, talento y superhéroes

Andaba yo pensando sobre el bien y el mal y en su relación con ser, o no, la mejor versión de nosotros mismos, cuando me encontré con diversas teorías filosóficas. Mi objetivo es obtener respuesta a la siguiente pregunta¿Qué relación tienen la bondad y la maldad con el talento?

Para una parte de la filosofía el mal es el último grado del ser. Es la pobreza ontológica más grande, grave, casi irrecuperable. Habitualmente el mal se halla unido a la limitación, a la indeterminación, a la dependencia, a la pasividad, a la temporalidad, a la inestabilidad.  Es así para Plotino. 

Para otros el mal es una parte indispensable de la vida y se entiende como el sufrimiento necesario para que pueda existir un bien. Este es el caso de Max Scheler.

La filosofía me apasiona porque siempre me deja esencialmente insatisfecha, me abre puertas de forma exponencial. Sin embargo, hoy las cierro y me voy a buscar a otro sitio, próximo también al corazón, de donde he obtenido grandes respuestas hand-525988_960_720que han ido desvelando mi alma: los superhéroes, esos hombretones que me han acompañado en la infancia y la adolescencia y que ya de adulta siguen dejando su huella en mí. He escogido a Superman, Batman,  y Spiderman. Ninguna mujer, lo sé, pero así están las cosas.  

¿Qué tienen en común todos estos personajes? Que todos ellos, a mi entender, tuvieron qué elegir si desarrollar o no sus talentos. Y la dificultad residía en aceptar, o no, la renuncia que implica toda elección. Si desarrollaban al máximo sus potencialidades podían elegir hacer el bien, ayudar a los otros, luchar activamente contra el mal. Todos escogieron este camino, el camino del héroe. Pero tras la máscara se ocultan las renuncias personales por las que tuvieron que pagar precios muy altos, casi todos ellos relacionados con la pérdida de seres queridos. 

Revisemos por encima su perfil fijándonos en lo que nos interesa para nuestro asunto: el trío bondad, maldad, talento. 

Superman era un ser de otro planeta que, en su forma humana, es conocido bajo el nombre de Clark Kent. Cuando era un niño empezó a darse cuenta de que tenía cualidades que no poseían sus amigos y empezó a entrenarse para usarlas con sabiduría y no solo a su servicio personal. Tenía el apoyo y la complicidad de la familia, la humana y la kryptoniana.  ¿Cuándo no desarrollamos todas nuestras potencialidades, cuando no devolvemos al mundo con generosidad y amor aquello para lo que hemos sido dotados, somos malos? ¿Qué notaste que había de poderoso en ti, cuando eras niño, y lo has ignorado o evitado?

Veamos el caso de Batman.  Batman es un hombre de carne y hueso de nombre Bruce Wayne. Como muchos sufre un trauma infantil: en este caso ve como asesinan a sus padres. Era multimillonario pero ese dinero no le ahorró ni un minuto de dolor y sufrimiento. Después de vagar perdido durante un tiempo decide tomar el rumbo de su vida y se entrena, física y mentalmente, para superar sus miedos representados por los murciélagos, animales a los que tenía pánico. Para no olvidarlo se disfrazará de murciélago para patrullar la Ciudad de Gotham arriesgando su vida cada día para salvar la de otros. Muchos en su lugar hubiesen adoptado el rol de víctima y se habrían gastado el dinero en drogas, sexo y rock’n roll. El valiente no es quien no tiene miedo sino quien es capaz de usarlo como palanca para superarse a sí mismo, para descubrise. ¿Qué haces con tus miedos, tu dolor y tu sufrimiento, sacan lo mejor o lo peor de ti?

Nos queda por revisar a Spiderman. Bajo su traje de araña se encuentra Peter Parker, un joven de gran inteligencia y con grandes aptitudes para la física y la química, a quien le pica una araña radioactiva. A raíz de este accidente empieza a experimentar una serie de cambios que lo dotan de una gran fuerza y resistencia física llengando, incluso, a disparar tela de araña con la que puede moverse muy rápido, saltando de edificio en edificio como si volara.  Por su “sentido arácnido” puede saber si un peligro se cierne sobre él antes de que suceda.  Como todos vió fallecer a gente a quien amaba, entre ellos a su tío Ben, quien  antes de morir asesinado  le dijo: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. ¿Cuántas veces has negado tu poder (entiéndase talento) para no asumir la responsabilidad que conlleva?  

Con todo me pregunto y os pregunto:

¿Si alguien no hace uso de las habilidades que posee, siendo la mejor versión de sí mismo, se convierte en alguien que hace el mal  por omisión?

En estas historias de súperheroes el “malo”, al que hoy no he dedicado ni media palabra,  es egoísta, procura solo por sus intereses y usa sus habilidades, que acostumbran a ser también mayúsculas, en su propio beneficio.

Tal vez todos estemos dotados con unas habilidades que deberíamos descubrir y desarrollar para mantener nuestro ecosistema humano sano. ¿Sabes cuáles son tus talentos? Tal vez las crisis, tanto personales como de la hisuperhero-303189_960_720storia de la humanidad, no sean más que el uso inadecuado de los recursos, a menudo utilizados de forma egoísta,
sin tener en cuenta al otro. ¿Que nos hace utilizar de forma inadecuada nuestros recursos? ¿Tal vez el miedo, tal vez la ignorancia, tal vez la falta de curiosidad…?

Sigo pensando…¿Es mi obligación descubrirme? ¿Aportar mi talento al mundo? ¿Si no lo hago soy malo, al empobrecerme como ser? ¿La ignorancia me exime de responsabilidad? ¿Cómo sería un mundo de superhéroes? ¿Pueden existir superhéroes si todos los somos? ¿Puede existir el bien sin el mal? Insisto, ¿Conoces tu (s) talento (s)? ¿Si fueses un héroe o heroína cual sería tu poder? ¿Y tu criptonita –lo que lo inhibe- qué es? Y ahora a ponerse las mallas y a volar…

Anuncios

2 comentarios en “Bondad, maldad, talento y superhéroes

  1. lion king dijo:

    para mi el bien y el mal es responsabilizarse de sus “cargas” sin cargar a otro con las mismas, el superheroe carga con las responsabilidades del otro y no deja crecer ni al “malo” ni a la supesta victima que tampoco se responsabiliza de que con sus actos es libre de elegir su destino y por lo tanto responsable de cargar con lo de los demas( “el malo”),el triangulo que estamos tan acostumbrados a ver ,y el talento no es otra cosa que si lo utilizas para tu beneficio o para someter a los demas,(y como suelo decir para que no me consideren intransigente y que veo las cosas en blanco y negro; ) o algo

    Me gusta

    • Núria Molina dijo:

      Hola Lion King (me encantaría saber quién hay debajo de ese nombre… ) sin duda el tema ético al que apuntan todos los cómics e historias con superhéroes dan para profundizar muchísimo. Gracias por seguir tirando de ese hilo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s