A la tercera va la vencida

Es la tercera vez que inicio un proceso de estas características, primero fue un blog (www.elartedeflorecer.blogspot.com), luego una web personal genial que me hizo un gran amigo (ahí empezó http://www.nuriamolina.com), pero no hubo manera de pasar del quinto post. Así que esta es la tercera vez que me lo propongo. Un nuevo inicio donde todo empieza hoy.

En este tiempo he descubierto que, a menudo, el pasado encierra el presente y obstruye con ello el futuro

A veces nuestra trayectoria tanto vital como profesional nos niega descubrir nuestros talentos, porque lo primero que se nos pide es nuestra historia pasada, no nuestros sueños o nuestros anhelos. Nos empeñamos en etiquetarnos según lo que hemos hecho y no por lo que somos capaces de hacer. Así que para muchos hoy seré un montón de etiquetas nada agraciadas: poco constante, falta de compromiso,…. (aquí podéis seguir la lista y ayudarme, os lo agradeceré enormemente). Si vamos más allá de lo aparente lo que se ha roto es la confianza, y es una de las cosas más difíciles de recomponer. Especialmente, la confianza de uno consigo mismo.

Pero ¿cómo querer volar como una mariposa cuando eres una oruga? Hace seis años era una pequeña oruga para quién las redes sociales eran las peluquerías, aquellas en que mientras te ponían la redecilla y los rulos ibas charlando de la vida. Yo lo viví poco, apenas en la locura de la permanente de los 80 que me pilló de adolescente (para los más jóvenes aclarar que la permanente es un peinado a base de rizos), pero ahí estaban las redecillas sociales para mí, en la pelu.

Hace catorce años que me dedico a la formación y consultoría, a dar conferencias y, desde hace cinco,  a acompañar con arteterapia a un montón de personas fantásticas. Hace unos siete años, más o menos, un buen amigo me dijo, con todo su amor: “si quieres seguir dedicándote a la formación y dar conferencias TIENES que….” Y ahí, justo en ese instante, me picó el bichejo del miedo, ese que dice que “si no estás en las redes no existes”. Y yo existo. Y… ¡vaya si existo! El miedo, que nunca va solo, se vino a mi casa junto al perfeccionismo, la autoexigencia y la incomprensión de todas aquellas nuevas reglas del existir y me extinguí. Desapareció la oruga.

Ahora ya he roto la crisálida y me siento con fuerzas para echar a volar.  La obligación ha dado paso al deseo de compartir. A volar por estas redes virtuales, habiendo asumido ya que mi cabeza no acepta las permanentes, ni las que se le hacen al cabello ni las que tienen que ver con las ideas.

En la calma de mi crisálida me he ido descubriendo a mí misma y, sin saber quién soy aún, soy siendo cada día según el ser que soy.

Doy las gracias a Jorge Wagensberg a quien hace un año le pedí usar el apellido de “pensadora intrusa” pues surgió de la lectura de su libro El pensador intruso y me dio su total aprobación, según dijo él, sin necesitarla (bendita ignorancia la mía). Encontrarme con tal descripción me dio alas y me parecía que lo menos que podía hacer es agradecerlo antes de echar a volar.

 Y hasta aquí puedo leer. HOLA y GRACIAS por ser quién eres. 

Anuncios

10 comentarios en “A la tercera va la vencida

  1. Dolors Clota dijo:

    Deia el poeta JV Foix en un dels seus sonets ” M’exalta el nou i m’enamora el vell”. Quanta saviesa hi ha en aquest vers!! Llegir el teu post m’ha fet recordar aquest vers i la sort que tinc de conèixer-te, d’haver après un munt de recursos a les teves sessions al màster d’ecologia emocional vivenciant-les en primera persona, d’haver compartit dinar i bona conversa, i també de poder-te retrobar de tant en tant a les xarxes. Una abraçada creativament agraïda! Molt bona navegació, intrèpida marinera!

    Me gusta

  2. Ainhoa dijo:

    Núria, escoltar-te és un plaer i ara me n’adono que llegir-te és encara millor perquè puc tornar enrere i rellegir tantes vegades com vulgui! Gràcies per ser valenta i fer aquest blog

    Me gusta

  3. Cristina dijo:

    Bueno pues aquí tienes a una lectora, que empezó con tu anterior blog y ahora te seguiré con el nuevo intento, la verdad que yo también lo he intentado varias veces y siempre lo he dejado, tendré que plantearmelo otra vez. Suerte y sigue que me encanta lo que escribes.
    Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s